lunes, 5 de enero de 2009


Esa señora va de visita a la casa de los solos, toca timbre, los solos le abren de una y ella les da de regalo un par de zapatos y un cartelito que dice “piensen la soledad como una cucaracha, con estos zapatos la aplastan, entonces la soledad muere aplastada como una cucaracha”. La señora se va y los solos empiezan a dar zapatazos por todos lados y esa señora se pone contenta porque empieza a escuchar cómo los solos destruyen de a poco sus departamentos. En la foto se ve cómo espera que un solo le abra la puerta. Hace rato que espera, ya rajó el vidrio, está nerviosa, cuando no te abren es así, te ponés nervioso.

1 comentario:

emma victoria dijo...

yo te pico un poco de papel para la fiestita jey lo.
año nuevo, blog nuevo, congrats divinura!
y a la soledad, zapatasos carajo!